El Boro:clave para una buena floración

Productos relacionados: 

El Boro:clave para una buena floración

Enviado por Hortocampo en Mar, 31/01/2012 - 00:00

Cuando llega la campaña de primavera y nos decidimos por un cultivo de melón o sandia, sabemos que nos llevará, relativamente poco trabajo, pero grandes quebraderos de cabeza. Y esto sobre todo en aquellos agricultores que trasplantan en fechas más tempranas.

El sacar una buena cantidad de kilos de un invernadero de sandía o melón, depende en gran parte de una buena floración y cuajado de frutos. Aquí intervienen factores climáticos contra los cuales poco podemos hacer y también factores de manejo sobre todo los referentes al control nutricional del cultivo. 

Dentro de los requerimientos nutricionales de la sandia y el melón, el boro es un microelemento indispensable ya que interviene en distintos procesos como son, floración, mejora del tamaño,  la fertilidad y la germinación de los granos de polen, crecimiento de los tubos polínicos, aumento del nivel de néctar haciendo las flores más atractivas para las abejas, ­efecto positivo en el proceso de formación de semillas, y aumento en la calidad de los frutos.

Los síntomas de deficiencia de boro dependen de condiciones tales como cultivo, climatología, pH del suelo, etc. Teniendo en cuenta que tanto los suelos como las aguas que se utilizan en la zona del Poniente presentan un bajo contenido de boro, es fundamental realizar aportes oportunos ya sea por riego o vía foliar.

Cuando vayamos a realizar el aporte de boro debemos tener en cuenta que los excesos pueden causar toxicidad y que una elevada fertilización nitrogenada puede inducir a su deficiencia. Es recomendable en todos los casos realizar un análisis de suelo y agua para saber con qué niveles de nutrientes iniciamos la campaña.

En cultivos de melón y sandia, el aporte de boro junto al molibdeno, en los días previos al inicio de floración, ha demostrado ser una práctica que permite obtener mejores flores y una calidad superior de polen, asegurando, de esta manera un mayor porcentaje de cuajo y una clara mejoría en la calidad de frutos. Habitualmente esto se consigue mediante el uso de productos comerciales formulados a base de estos microelementos, como por ejemplo Molibor Extra,que demostró ser uno de los productos de mayor eficacia para este fin. 

0 comentarios