De frío, sandías y algo más

 

De frío, sandías y algo más

Enviado por Gaston Hernan en Jue, 19/01/2017 - 10:05

Estamos llegando al final de la campaña de otoño y ya tenemos entre ceja y ceja lo que será la primavera, sin apartar la vista de los termómetros y los informes meteorológicos.

La llegada de la ola de frío acapara la atención de agricultores, técnicos, comercializadoras y todo aquel que depende de lo que se cosecha bajo los plásticos. Si bien nos veníamos escapando de lo que no han podido evitar Italia y Turquía semanas pasadas, ahora nos llega el turno a nosotros. Las recomendaciones para plantarle (nunca mejor dicho) cara al frio, han llegado desde todos lados, empezando por el manejo de las ventilaciones, riegos a última hora de la tarde, pasando por la utilización de mantas térmicas y doble techos hasta llegar a la aplicación de productos específicos como el Aminolon Frost que ayuda a la planta a sobrepasar el estrés térmico.

Con este escenario llegamos al momento de poner las sandias y melones, y no esta demás dejar unas recomendaciones para un buen inicio de campaña:

· Realizar un sulfatado a las estructuras del invernadero con insecticidas autorizados principalmente acaricidas, y más después de una dura campaña de araña roja.

· Revisar los goteros y presiones de riego para asegurar una buena distribución en el suelo con Velum, principalmente en aquellas fincas con historial de nemátodos (batatilla).

· Mantener el invernadero hermético y colgar placas amarillas para disminuir la incidencia de mosca blanca y problemas posteriores de virus.

Al momento del trasplante debemos contar con plantas en buen estado sanitario y vegetativo, para conseguir un buen desarrollo del cultivo desde el principio. Algunas son:

· Ausencia de posibles daños por plagas y enfermedades.

· Sistema radicular sano.

· Homogenidad en altura y vegetación, con el cepellón bien cubierto de raíces para garantizar un enraizamiento rápido.

· A los dos días realizar un tratamiento al cuello con Pelt y Ourroot para proteger las matas y estimular el desarrollo de las raíces. 

· A la semana del trasplante realizar un tratamiento foliar con Calypso y Luna para prevenir contra mosca blanca, oídio y mycosphaerella.

Estos son algunos consejos a tener en cuenta, sin olvidar siempre la supervisión y recomendaciones del técnico.

0 comentarios